Viernes. 17.08.2018
El tiempo
Emerson Escalante
21:49
06/03/18

Carta Abierta

Como un salvadoreño más y reconociendo el fuerte liderazgo de quien, sin lugar a dudas, será el próximo presidente de nuestro país; expongo, sin ataduras políticas, algunas dudas

Luego de conocer los resultados de las recientes elecciones y reconocer estadísticamente el castigo que el pueblo en general le dio a los partidos mayoritarios (aunque a simple vista se reflejen vencedores y vencidos, en numeros de alcaldías y diputados) producto del sentimiento de rechazo que actualmente la gente tiene (sin contar aquellos que votan por sentimentalismos o porque sienten perder algo) hacia dichos institutos políticos; y aunque el sentimiento de rechazo es general, quien lidera dicho movimiento es el actual alcalde capitalino.

Ahora bien, ¿qué tan sincero es el movimiento de rechazo que dirige Nayib Bukele; y esto tomando en cuenta que las comunidades, barrios, familias y amigos deben organizarse en favor de dicho movimiento, sin establecer una estructura real (sino una, que lo lleve al poder ¿y después?)? ¿Acaso lo único que pretende es llegar al poder sin importar quienes lo lleven a el? ¿Acaso su ascenso a la presidencia del país haría desaparecer los problemas socio-económicos y políticos del país en tan solo 5 años (y no digo que no sea posible hacer mucho en 5 años, lo que digo es, ¿qué va pasar después de su mandato, tomando en cuenta que lo único por lo que se preocupa es por llegar al poder?)? ¿Será entonces, que solo es un capricho personal, como cuando un niño desea a toda costa algo y llora, exige y busca las estrategias necesarias para que los adultos lo atiendan y concedan sus peticiones?.

Creo, que mi curiosidad al respecto tiene validez, y no porque no merezca mi apoyo, al contrario, me sumo a sus criticas, señalamientos y anhelo de ver a un El Salvador diferente. Pero, ¿será que los problemas de El Salvador se terminaran con su mandato? ¿Qué hará luego de gobernar el país, si es que gana, se quedará a vivir y sufrir lo que el salvadoreño en general vivimos y sufrimos, o se irá de vacaciones fuera del país y buscará otro lugar donde radicarse? Entonces vuelvo y pregunto: ¿Es un deseo noble y justo, tomando en cuenta de que cuida bien respecto de quien rodearse?.

Pero, acaso, ¿no importa quienes lo lleven al poder? Porque quienes abanderan su movimiento en las diferentes "cedes", son personas (sin ánimos de ofender) que en general, vienen de esos partidos políticos que tanto critica, con la única diferencia que están molestos con ellos porque no lograron halar agua para su molino y buscan en este movimiento encontrar el hueco que les permita hacerlo.

Por eso pregunto una última vez, ¿ Es un deseo noble y justo? ¿los problemas se acaban con él arriba, sin una estructura solida y con el carácter para apoyar, promover y continuar lo que sea bueno para el país, o solo importa él y después de cinco años no le importará lo que pase con los salvadoreños, como bien lo dijera en su momento, si gana ARENA, me voy del país? Como lo acaba de hacer al dejar la alcaldía en manos de una persona que seguramente no continuará con "su legado"; pero, ¿le importó? Creo que no. Porque lo que importa a mi humilde criterio es él.


Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Diario La Huella.

Comentarios