Martes. 19.06.2018
El tiempo
Diario La Huella

Cámara de diputados aprueba la ley de aborto legal en Argentina

La votación fue durante la mañana del jueves luego de un extenso debate que duró casi un día entero. Ahora deberá el proyecto irá al Senado para buscar la sanción definitiva.

Cámara de diputados aprueba la ley de aborto legal en Argentina

En una sesión que duró más de 22 horas la Cámara de Diputados de Argentina aprobó la ley de interrupción voluntaria del embarazo por 131 votos a favor, 123 en contra y 1 abstención. La decisión llegó luego de que más de 150 de los 257 legisladores expusieran distintos argumentos para justificar su posición.

La legislación estipula la posibilidad de realizar la interrupción del embarazo, de manera voluntaria, hasta la semana 14 de gestación. La intervención deberá ser garantizada en todos los centros de salud públicos o privados en un plazo de cinco días una vez hecho el requerimiento. Aquellos profesionales que no deseen llevar a cabo abortos podrán inscribirse en una lista de "objetores de conciencia", sin embargo esto no podrá ser argumento para evitar la intervención si se trata de una urgencia.

 

A su vez, las instituciones sanitarias no podrán inscribirse en este listado y todas deberán asegurar que haya médicos capacitados para realizar las interrupciones del embarazo. Finalmente las mujeres de entre 13 y 16 añosnecesitarán el consentimiento de un adulto.

El texto estipula que "la interrupción voluntaria del embarazo se debe realizar con su consentimiento informado" en los términos de la ley y "conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, en concordancia con la Convención sobre los Derechos del Niño, la Ley 26.061 y el artículo 7° de su decreto reglamentario". Es decir que "en particular, debe respetarse el interés superior del/a niño/a o adolescente y su derecho a ser oído".

Tal como se preveía el resultado fue ajustado ya que, aún cuando comenzó el debate, más de una decena de diputados no habían definido o al menos hecho pública su posición generando una situación, a priori, de empate técnico.

Ahora el Senado deberá abordar el proyecto aprobado por la Cámara Baja y tendrá tres opciones: aprobarlo y en ese caso la ley tendrá sanción definitiva donde solo quedará como posibilidad de rechazo el veto presidencial; votar en contra: con lo cual la propuesta perderá estatus parlamentario y no podrá volver a ser tratada este año; o modificarlo.

Si se lleva a cabo esta última opción, la iniciativa legislativa deberá regresar a Diputados donde tendrá que ser debatida y votada nuevamente con los cambios realizados por los senadores.

Comentarios