Viernes. 16.11.2018
El tiempo
Diario La Huella

Barcelona goleó, humilló y agravó la crisis del Real Madrid

Coutinho, Luis Suárez (3) y Arturo Vidal se encargaron de anotar los cinco goles que ponen en crisis a Julen Lopetegui y compañía

Barcelona goleó, humilló y agravó la crisis del Real Madrid

El Barcelona goleó, humilló y agravó la crisis del Real Madrid en el clásico español, que por primera vez en once años se disputó sin Lionel Messi (lesionado) y Cristiano Ronaldo (en la Juventus).

Pero los culés no extrañaron a su máxima estrella, quien disfrutó la victoria de 5-1 desde la gradería, mientras que los merengues siguen padeciendo desde que Ronaldo y Zinedine Zidane abandonaron el club.

 

Realidades muy distintas para los equipos más importantes de España. El Barcelona empezó la temporada dejando puntos importantes, pero se recuperó. En contra parte, su archirrival no levanta cabeza y la goleada es un golpe más de los muchos que ha recibido.

 

Los merengues no son ni un fantasma de lo que eran hace unos meses. En el campo se ve un equipo sin alma e ineficiente en todas las líneas.

 

En los últimos cinco partidos de Liga española, el técnico Julen Lopetegui suma cuatro derrotas y apenas un empate. En general, el rendimiento hasta ahora es de un pobre 46%. De hecho, en España ven inminente la salida del estratega y en su lugar llegaría Antonio Conte.

 

Eso quedó reflejado sobre la gramilla del Camp Nou, donde hubo un equipo dueño del partido que tan solo cedió el dominio por algunos minutos y aun así su rival no pudo aprovechar.

 

Los azulgranas fueron muy superiores en la primera mitad. Pasaron el balón por lo largo y ancho de la gramilla, dejando sin posibilidades a los visitantes.

 

Rápidamente reflejaron esa autoridad en el marcador, gracias a un tanto de Coutinho, quien recibió pase de Jordi Alba en el centro del área y sin problema empujó la pelota al fondo de las redes (11′).

 

Después aumentaron la cuenta con una decisión que marcó historia en el fútbol español, al utilizarse el VAR (videoarbitraje) por primera vez en el clásico. El réferi determinó penal tras falta de Raphael Varane sobre Luis Suárez, y aunque en un primer momento no se señaló, se recurrió a la tecnología para rectificar la acción.

 

El mismo Suárez lanzó desde el punto de penal para poner el segundo tanto, en el minuto 29. Hasta ese momento solo había un dueño del juego.

 

El descanso fue eso para el Madrid, un respiro ante el vendaval. Logró rectificar, encontrar posesión de balón con el ingreso de Lucas Vásquez y después el descuento.

 

Marcelo, de los pocos destacados merengues, concretó en el minuto 50, cuando cerró una jugada colectiva que nació desde el área contraria.

 

Los blancos tuvieron al Barcelona contra las cuerdas, pero no fueron lo suficientemente efectivos para igualar y luego lo pagaron con una goleada humillante que pone a Lopetegui con prácticamente dos pies fuera.

 

Se cumplió la premisa, el Madrid dejó ir sus pocos minutos de buen fútbol y Suárez apareció de nuevo para sentenciar la victoria. Esta vez lo hizo con un cabezazo al que no logró llegar Thibaut Courtois (75′).

 

El uruguayo tomó el papel de Messi y mostró sus fortalezas ya conocidas cuando está frente al marco. Sergio Ramos regaló el balón cerca del medio campo y los culés montaron una contra que concluyó Suárez ante el infructuoso achique de Courtois, en el minuto 82.

 

Un 4-1 al que incluso aún le faltaba más. La zaga merengue era mucho peor, de lo evidenciado hasta ahora y llegó la manita con cabezazo de Arturo Vidal (86′). Estocada y primer lugar para los blaugranas.

 

En este momento los blancos son novenos de la Liga con 14 unidades, mientras el Barca llegó a 21 puntos.

Comentarios