Viernes. 16.11.2018
El tiempo
Diario La Huella

Pueblos originarios conmemoran 86 años de etnocidio

Un 22 de enero de 1932 el General Maximiliano Hernández Martínez dio la orden de ejecutar a miles de indígenas, que luchaban por recuperar sus tierras, arrebatadas por el gobierno.

Pueblos originarios conmemoran 86 años de etnocidio

Para conmemorar los 86 años de la masacre, los pueblos originarios de occidente realizaron una caminata, que ellos denominaron “Peregrinación: los pueblos en resistencia”, con el objetivo de unificarse como un solo pueblo.

Fueron 60 caminantes que recorrieron 63 kilómetros, iniciando en Tacuba y pasando por Ahuachapán, Ataco, Juayúa, Salcoatitán, Nahuizalco y terminando en Izalco. El Alcalde del Común, Mateo Rafael Latin, hizo una denuncia pública que al llegar al municipio de Ataco fueron amenazados y señalados como guerrilleros.

“En lugar de frijoles, les dieron balazos” dijo el Alcalde del Común mientras narraba lo sucedido en 1932, además añadió “una sugerencia: escuchen al pueblo y que no los obliguen a escucharlos”. Los representantes de diferentes municipios de occidente, asistieron al llanito de la Iglesia Asunción en Izalco, para pedir justicia, que los pueblos sean escuchados y que sean tomados en cuenta. 

Al evento asistieron también funcionarios públicos como la Secretaria de Cultura, Silvia Elena Regalado, el ministro de gobernación, Arístides Valencia, el gobernador del departamento de Sonsonate, Sidney Linares y el Coronel René López Morales, entre otros.

El 17 de enero, cuando inició la caminata, aseguran se alegraron porque se anunció desde el Ejecutivo la aprobación de un decreto que dará vida al Ministerio de Cultura, a lo que el Alcalde dijo “creo que más que nunca, que la conciencia de los pueblos pueda al fin ser escuchados”, pues asevera que gobiernos anteriores tienen una deuda porque “al verdadero pueblo lo han olvidado”.

Durante el acto el Coronel René López Morales, pidió perdón por la masacre a los indígenas del 32 y dijo “como militar pido perdón (…) me da vergüenza esa acción que hicieron para quedar bien siempre con el gran capital”.  Asegurando que la Fuerza Armada ha sido un instrumento de la oligarquía y se prestaron para intimidar y borrar un “reclamo auténtico”, según el Coronel López.

Finalmente en el manifiesto de los pueblos originarios de occidente, señalan especialmente como último punto, su repudio a que tradicionalmente un partido político inicie sus campañas electoreras en Izalco, anunciando que con el exterminio de los originarios le hizo un bien al país.

Comentarios