Viernes. 19.01.2018
El tiempo
Diario La Huella

Autores de masacre de policía y familia se enfrentan a la FES en Coatepeque

El exsoldado pandillero corrió a campo traviesa por más de 2 kilómetros. Así lo hizo hasta que cayó exhausto, doblegado por la sangrante herida de bala que llevaba en el abdomen.

Autores de masacre de policía y familia se enfrentan a la FES en Coatepeque

En esas condiciones lo encontró la patrulla de la Fuerza Especializada de Reacción de El Salvador (FES) que le seguía el rastro tras repeler un ataque armado de terroristas que fueron sorprendidos escondidos en una vivienda a las afueras del municipio de Coatepeque, en el occidental departamento de Santa Ana.

La patrulla élite buscaba este martes, en la zona del tiroteo, a un cabecilla prófugo de la justicia por el homicidio de un agente y su familia ocurrido a finales de octubre del año pasado en el caserío Potosí del cantón El Cerro, cuando la labor de inteligencia policial condujo al equipo élite hasta una casa destroyer ubicada, precisamente, en la misma jurisdicción del múltiple homicidio, en donde se guarecía el grupo de pandilleros armados de la MS. 

Al detectar a las autoridades, los terroristas abrieron fuego en su contra, originándose un tiroteo que se saldó con tres capturas, entre ellas el exmilitar huido que resultó con una lesión en el abdomen.

Los tres aprehendidos, junto con el cabecilla que logró darse a la fuga, están involucrados en la masacre a tiros del agente Walter Antonio Guardado Alfaro, su esposa, la hija de ambos de tan solo 4 años de edad, y un joven, crimen ocurrido la noche del 31 de octubre de 2017, y por el cual la policía detuvo en fechas posteriores a otros de los hechores.

El exsoldado responde al nombre de Luis Alfredo Escobar Polanco (24) alias Teófilo, quien se halla interno, bajo custodia policial, en el hospital general de Santa Ana; los otros dos arrestados son Jimy Alexander Reyes Ortiz (19) alias Jimy y Manuel de Jesús Palacios Pratiz (30), todos integrantes de la clica Normandis LS.

En el lugar la FES incautó un revólver empleado en la agresión contra las autoridades, celulares y 42 porciones de marihuana.

Además del delito de homicidio, los ahora detenidos enfrentarán un proceso judicial por homicidio tentado, tenencia, portación y conducción ilegal e irresponsable de armas de fuego y agrupaciones terroristas. 

Comentarios